¿Te preocupan las calorías en tus fiestas navideñas? 

Por Monica Hefferan/ @nutricion.energetica 

Por experiencia propia, sé que las épocas navideñas pueden ser un arma de doble filo. Por un lado son oportunidades para tener momentos felices con nuestros seres queridos, y por otro lado, también son fechas de mucha angustia y ansiedad para aquellas personas que se preocupan constantemente por su peso.

En lugar de disfrutar del presente y los regalos que la vida no da en fechas tan importantes, es fácil perder ese deleite, si lo único que nos preocupa es lo que vamos a comer en ese momento. Y la razón por la que nos preocupa es porque no queremos SUBIR DE PESO.

Cuántas veces no escuchamos comentarios como: “mañana voy a tener que hacer doble de ejercicio porque esos buñuelos estuvieron súper engordantes”, o comentarios como: “después de tanta tragadera voy a empezar un dieta súper estricta en enero”. 

La verdad, es muy triste saber que la gente no se da cuenta que no sus CREENCIAS y PENSAMIENTOS hacia esa comida los que tienen el mayor impacto en su peso. Para entender este concepto, es importante que aprendan un poco de física cuántica:

De acuerdo a la física cuántica, la naturaleza (incluyendo tu cuerpo) se afecta a nivel subatómico por tu participación. Los científicos han podido documentar que la presencia de un observador afecta el movimiento de las nano-partículas de la materia. Si un observador espera que estas partículas se comporten de cierta manera, entonces se comportarán de acuerdo a las expectativas del observador.  Estudios nos muestran que al momento de observar algo con la mente consciente, las partículas de ese “algo” escogen qué hacer y cómo moverse de acuerdo a las expectativas del observador.

Por ejemplo, en el caso de la comida, si pensamos que nuestra cena de Navidad nos va a engordar, justamente esto es lo que pasará, porque la estructura molecular de nuestro cuerpo se estará re-organizando alrededor de esa expectativa. Los átomos de nuestro cuerpo se conglomeran alrededor de esta creencia, creando una obstrucción que interfiere con los procesos de eliminación naturales del cuerpo. 

La buena noticia es que cada una de nosotras tenemos el poder de dirigir de forma consciente qué pensamientos queremos poner dentro de nuestra mente y en qué pensamiento nos queremos concentrar y enfocar. 

Nuestros pensamientos tienen el poder de reorganizar la materia física, y por esto es SUPER importante que escojamos nuestras palabras cuidadosamente y que empecemos a tener pensamientos que vayan en línea con la nueva realidad que queremos tener de nuestro cuerpo.

¿Qué pasaría si te dieras el permiso de comer con libertad? ¿Cómo serían diferentes estas fechas navideñas para ti si no tuvieras estrés de lo que comes y tu peso? 

Espero que estas palabras te calmen el corazón y te inspiren a elegir un diálogo de amor, confianza y libertad con tus alimentos, para que así te des la oportunidad de disfrutar a las personas que amas desde un centro de más plenitud y paz en esta Navidad. 

Noticias Relacionadas