¿Te gustaría probar un plan paleo bajo en carbohidratos?

Esta semana en nuestro programa de entrenamiento en casa Sersana Home te enviamos un menú paleo bajo en carbohidratos creado por Cristina Arvizu, experta en gastronomía nutricional por la Academy of Culinary Nutrition y Health Coach por el Institute of Integrative Nutrition.

Este menú es ideal para optimizar la nutrición y superar las principales enfermedades, que provocan una vida sedentaria con altos niveles de estrés y los alimentos procesados con un índice glucémico bajo en nutrientes.

Este plan paleo bajo en carbohidratos te ayudará a:

1. Mantener en balance los niveles de azúcar en la sangre.

En los últimos 10 años, la tasa de diabetes tipo 2 a aumentado a pasos agigantados, incluso en niños y adolescente, que anteriormente casi nunca la presentaban. El precursor de esta enfermedad es la resistencia a la insulina, provocada por un exceso constante de glucosa en la sangre.

El azúcar es la corresponsable también de: la epidemia de obesidad, síndromes metabólicos, una mala digestión y enfermedades cognitivas, por lo que mantenerla en equilibrio es básico para cualquier plan de alimentación.

Reducir la ingesta de carbohidratos es una de las mejores formas de controlar el azúcar en la sangre y mejorar la sensibilidad a la insulina. Una dieta menor a 100 gramos de carbohidratos totales por días, es considerada baja en carbohidratos. Este plan mantiene la ingesta de carbohidratos totales por días abajo de los 70 gramos, con carbohidratos netos abajo de los 50 gramos.

Es importante considerar el nivel de actividad, pues reduces la proporción de carbohidratos en tu dieta, por ejemplo, un atleta necesitará mas carbohidratos, que una persona con una vida sedentaria.

2. Reducir inflamación.

Las enfermedades crónicas y otras, como: cólicos, sinusitis y dermatitis, están directamente relacionadas con la inflamación crónica.

Ademas de la alimentación, toma en cuanta que controlar el estrés es indispensable para reducir la inflamación. La meditación, la yoga y el ejercicio son dos herramientas que te pueden ayudar.

Eliminar granos, leguminosa y lácteos de tu dieta, reemplazándolos por frutas y verduras desinflamatorios es una de las mejores formas de reducir la inflamación. La dieta paleo excluye esas categorías de alimentos pro-inflamatorios, por lo que puede ser un apoyo para reducir la inflamación. En este plan Paleo encontraras frutas y verduras desinflamatorios y altas en nutrientes como: fresas, frambuesas, hojas verdes, rábanos, espárragos, brócoli y pimiento rojo, entre otros.

Otros alimentos relacionados con la reducción de inflamación, son las grasas saludables, como: el omega 3, que encuentras en el salmón y el huevo de libre pastoreo y las grasas monoinsaturadas, como el aguacate y el aceite de oliva, que también incluimos en nuestro plan.

El menú te ayudará a balancear el azúcar y reducir la inflamación, cuenta con: desayuno, snack, comida y cena, cargado de frutas y verduras ricos en nutrientes y fibra.

Este plan de Cristina Arvizu es exclusivo para los usuarios de Sersana Home será un apoyo al estrés y la ansiedad que incluye: desayunos, snacks, comidas y cenas, con ingredientes llenos de color para ayudarte a comer una dieta balanceada y rica en: hierro, vitamina B6, magnesio y fibra. Búscalo en tu mail (no olvides revisar spam) y si no te llegó escribe a hola@sersana.com para reenviártelo.