Qué vitaminas necesitas para fortalecer tu cuerpo

Por Fernanda Santoscoy y Mitzi Piñeiro, equipo de desarrollo de productos y nutriólogas de @Yema.mx

Fortalecer las defensas tendría que ser un hábito de todos los días, ya que así nuestro cuerpo puede estar mucho mejor preparado para enfrentar cualquier virus. Sin embargo, ahora más que nunca es un gran momento para hacerlo y lo mejor es que es muy sencillo, todo está en hacer algunos ajustes a nuestra dieta.

Es importante conocer cómo está nuestro sistema inmunológico y cómo funciona. El sistema inmunológico es el sistema que se encarga de defender nuestro cuerpo ante las infecciones, bacterias y virus que pueden afectar el organismo. Ante la presencia de estos, nuestro sistema reacciona separando anticuerpos y destruyendo los organismos infecciosos que lo invaden.

Para lograr fortalecer nuestro sistema inmune y nuestras defensas, es muy importante que aumentemos el consumo de alimentos ricos en vitaminas y minerales. Además, es recomendable reducir el consumo de fuentes de grasa saturada, azúcar y de alimentos industrializados que tengan colorantes y conservadores. 

La nutrición juega un rol fundamental en el funcionamiento de nuestro sistema inmune. Los alimentos que son fuente de omega-3, zinc, probióticos, vitaminas A, C, E y D, son realmente buenos para aumentar nuestras defensas, ya que éstos ayudan a la producción de las células de defensa del organismo de forma más eficiente. 

La mejor manera de consumir estos micronutrimentos es a través de los alimentos

Estos son los nutrimentos más importantes para fortalecer las defensas, además de los alimentos en los cuales los puedes encontrar, ahora que parece más necesario que nunca: 

  • Vitamina C: frutas y verduras como guayaba, naranja, mandarina, mango, piña, limón, toronja, fresas, kiwi  melón, brócoli,  jitomate, y pimiento rojo y verde.
  • Vitamina E: avellanas, cacahuates, almendras, pistaches, mango, aceite de oliva y semillas de girasol.
  • Vitamina A: zanahoria, espinaca, lechuga, huevo, mango y melón. 
  • Omega-3: corazones de hemp, semillas de chía, salmón, pescado, atún y frutos secos.
  • Vitamina Dpescados como atún, salmón, sardinas y caballa, otras fuentes son los lácteos (leche de vaca, queso, yogurt) y la yema de huevo; en menor proporciones fuentes vegetales como germen de trigo y champiñones.
  • Zinc: arroz integral, camarón, chocolate negro, semillas de calabaza, cereales enriquecidos, carne de res, pollo y de pescado.
  • Probióticos: yogur, y bebida probiótica como kéfir y kombucha.
  • Complejo B: hígado, mariscos, pescado, huevo, productos lácteos.
  • Ácido fólico: verduras de hoja verde (ej. espinaca, acelga) y cereales enriquecidos.
  • Hierro: carnes rojas, verduras de hoja verde y  frutos secos.
  • Selenio: pescado, mariscos, huevo, cereales integrales y ajo. 
  • Antioxidantes: cacao, frambuesa, fresa, jengibre y cúrcuma.

Hay muchísimas opciones y es importante que agregues alimentos que sean fuente de estos nutrimentos en tus comidas todos los días. En YEMA puedes encontrar varios de estos productos y algunos más que te ayudarán a fortalecer el sistema inmune con las fórmulas más saludables y deliciosas:

Todos estos alimentos son altamente recomendables para potenciar el sistema inmune, aunque queremos resaltar el jengibre, la cúrcuma, la miel y el aceite de coco. Esto debido a un alto número de propiedades antivirales y antibacterianas, además tienen muchas más propiedades que son realmente buenas para nuestro organismo. 

Recuerda que también es sumamente importante mantenerse hidratado (mínimo 8 vasos de agua diarios), descansar bien y mantenerse activo haciendo ejercicio. La alimentación juega un papel fundamental, sin embargo debemos tener una rutina completa para fortalecer nuestro sistema inmunológico. 

Si quieres leer más del tema, revisa las fuentes en las que me apoyé: