Limpia tu cara de manera natural

En ocasiones, los limpiadores faciales pueden lastimar la piel e incluso provocar brotes debido a los químicos y componentes que contienen; afortunadamente, para limpiar y proteger tu cara, existen productos naturales que son una excelente alternativa.

Te recomendamos los siguientes:

  • Miel natural (sin pasteurizar)

La miel sin pasteurizar es rica en polen, vitaminas y enzimas que contienen anti-bacteriales y probióticos. Es una gran opción para sustituir  los jabones comerciales y un excelente remedio para prevenir y combatir los granitos.

Modo de uso:

Utiliza una cucharada de miel y masajea tu cara por dos minutos evitando el área de los ojos y de las fosas nasales. Enjuaga con agua tibia y seca. Si quieres una limpieza más profunda, deja la miel sobre tu cara 15 minutos antes de enjuagar.

  • Aceites

El efecto que el aceite tiene con la suciedad de tu cara es perfecto ya que se mimetiza con los aceites de tu piel y remueve cualquier impureza. Hay muchos tipos óptimos, y los que preferimos son:

  • Aceite de coco: para cualquier tipo de piel. Utiliza orgánico y no refinado.
  • Aceite de Jojoba: para pieles con tendencia al acné ya que no reseca la piel en exceso.
  • Aceite de oliva: para pieles secas, verás la diferencia en muy poco tiempo.

Modo de uso:

Antes de aplicarlo, caliéntalo un poco con tus dedos y después masajéalo en tu cara por dos minutos. Con una toallita mojada en agua caliente, remueve el exceso y termina con un poco de agua fría para cerrar los poros.

  • Bicarbonato

Es un excelente exfoliante natural ya que limpia, remueve la piel muerta, mantiene los poros limpios y unifica el tono de tu piel.

Modo de uso:

Mezcla 50% de bicarbonato con 50% de agua, hasta obtener una pasta uniforme, masajea tu cara por dos minutos y limpia con una toalla mojada con agua caliente.

Crear tus propios productos puede ser raro al principio, pero con el tiempo verás que no hay mejor fórmula que lo que tu encuentras para tu piel.