La importancia de utilizar sanitizantes naturales

Por Paula Ortega para Sanicitrus 

Vivimos en un ambiente tóxico y creemos que el peligro principal se encuentra al exterior. Sin embargo, muchas veces y sin saberlo, estamos expuestos a contaminación dentro de nuestra propia casa con algo que creemos nos protege: los productos de limpieza.

Pasamos hasta el 90% del tiempo en nuestro hogar, y en circunstancias como las actuales estamos ahí el 100% del tiempo.

Si te preguntas por qué podrías sufrir un ataque de asma aún sin entrar en contacto con el exterior, basta con revisar lo que utilizamos para limpiar la casa.

Hay químicos volátiles en los productos de limpieza que generan vapores altamente nocivos causando daños en las vías respiratorias. Además de estos síntomas, las soluciones comerciales que usamos para limpiar pisos, inodoros, hornos y ventanas contienen productos químicos industriales que pueden desequilibrar nuestras hormonas.

Desafortunadamente, la mayoría de los productos químicos de limpieza son disruptores endocrinos, carcinógenos o neurotóxicos.

Los carcinógenos son químicos conocidos que causan cáncer, las neurotoxinas afectan la función cerebral y los disruptores endocrinos pueden alterar las hormonas, causar infertilidad, problemas menstruales y más.

Hablemos de algunos ingredientes que debemos revisar en los productos de limpieza y sus reacciones:

1.-Cloro y blanqueadores (hipoclorito de sodio): quiero empezar con este ingrediente porque hoy más que nunca estamos abusando de su uso. Lo encontramos en productos para limpiar inodoros y blanqueadores. El cloro puede causar irritación en la piel, ojos, y garganta. No debe ser inhalado porque daña el sistema respiratorio, por lo que es recomendable ventilar los lugares en los que se utiliza.  Respirarlo constantemente puede causar náuseas y vómito. Nunca debe ser mezclado con el amoniaco ya que produce un gas venenoso.

2.-Amoníaco: lo utilizamos para limpieza de pisos, ropa y baños. Es altamente nocivo. En exposición a este químico  podemos presentar algunos síntomas que van desde irritación de ojos, nariz y garganta, tos, náuseas, dolores de cabeza, falta de aliento, hasta problemas de la piel, reacciones alérgicas, y dermatitis de contacto.

3.-Percloroetileno: lo encontramos en productos de limpieza de telas y quitamanchas. El percloroetileno es una neurotoxina, y carcinógeno que puede afectar la función cerebral, incluyendo síntomas como la pérdida de memoria y dolores de cabeza.

4.-Ftalatos: comúnmente presente en ambientadores, jabones, limpiadores perfumados y otros productos de higiene personal. Los ftalatos son disruptores endocrinos que pueden afectar las hormonas del cuerpo y causar infertilidad, defectos de nacimiento y otras irregularidades. La piel no logra ser una barrera protectora contra los ftalatos, así que van directamente a dañar nuestros órganos generando una bioacumulación tóxica.

5.-Triclosán: este es por excelencia el componente “antibacterial” de diversos productos como jabones. Es un disruptor endocrino y posible carcinógeno. Todo lo contrario a lo que profesan como “antibacteriales” pueden crear superbacterias resistentes a los medicamentos y actualmente se están investigando por trastornos endocrinos. El triclosán interrumpe la función tiroidea y bloquea la producción de hormonas reproductivas.

6.-2-Butoxietanol o EGBE: está presente  en los limpiadores de ventanas y superficies. Ha sido relacionado con daño hepático y renal. No ha sido exigido su mención en la lista de ingredientes de etiquetas de productos de limpieza.

7.-Eter Glicol: lo encontramos en limpiadores de cristales, de alfombras, limpiadores de hornos, y limpiadores de pisos. Está relacionado a problemas reproductivos severos y daños al feto.  Los éteres de glicol en la pintura causan problemas respiratorios como asma y alergias.

8.-Alcohol isopropílico: lo encontramos en limpiadores de vidrio y geles antibacteriales. Puede causar resequedad e irritación en la piel usado en exceso. Cuando es usado en altas concentraciones deteriora la barrera protectora de la piel, lo volviéndola incapaz para retener la humedad. Es importante evitar el contacto con los ojos. 

Es importante mencionar que todos estos productos deben estar debidamente etiquetados y fuera del alcance de los niños.

Afortunadamente tenemos opciones de soluciones sanitizantes de limpieza seguras para nuestro hogar y lugar de trabajo como lo es Sanicitrus

Es muy importante hacerles saber que los ingredientes naturales como el vinagre y el bicarbonato de sodio también son agentes químicos y deben usarse con cuidado y en la proporción adecuada. Por eso es maravilloso contar con marcas creadas con los más altos estándares de calidad.

Mi recomendación es que investiguen sobre los ingredientes de los productos que utilizan, infórmense siempre sobre los efectos de productos, medicamentos y comida buscando siempre opciones libres de tóxicos. Hagan de la ventilación un hábito en casa, ya que es fundamental para limpiar de manera natural el ambiente.

Llevar una vida más limpia nos brinda grandes beneficios a la salud. 

Paula Ortega  es health coach, experta en medicina natural por la School of Natural Medicine de Cambridge. Autora del libro, “Niños Inmunes: comida para niños sanos y fuertes”. Colaboradora como chef en Televisa. Conductora del programa Somos Inmunes por @MmoodTV. Conferencista. Ha dirigido programas de wellness en varias empresas y ahora en escuelas. Líder de retiros y seminarios de diversos temas relacionados con la salud, yoga, cocina y nutrición. Nutricionista profesional en el Centro de Nutrición y Medicina Funcional de la CDMX. 

 

IG: @pabsortega

Fbk: Somos Inmunes 

#HealthHunter #Sanicitrus