Dolor agudo y crónico: entendiendo las señales de tu cuerpo

Por Mtra. Arantxa Suárez, de Sooth México

¿Qué es el dolor?

El dolor es una experiencia incómoda producida por tus células, los nervios de tu cuerpo y tu cerebro. En términos más sencillos, el dolor es una alarma producida por tu cuerpo para comunicarte PELIGRO. Los primeros segundos después de que te golpeas el dedo pequeño del pie en la orilla de tu cama, tus células y tus nervios activan la señal de alarma y el cuerpo lo interpreta como: “¡No des otro paso más!” (aunque todavía no entiendas exactamente qué te ocurrió).Tu cuerpo primero quiere protegerte para que evites lastimarte aún más y después tu cerebro procesa la señal de alarma, entendiendo todo el contexto de ¿cuándo? ¿cómo? y ¿por qué? se prendió la alarma de peligro.

¿Qué es el dolor agudo y crónico?

Dolor Agudo: es un dolor localizado y de corta duración, donde la causa es muy evidente, ejemplo: un golpe, una fractura, una quemadura o un esguince de tobillo. Normalmente en este tipo de dolor hay una lesión a nivel de tejidos y desaparece cuando se recibe un tratamiento inmediato.

Dolor Crónico: es un dolor más difuso, persistente (puede durar semanas, meses y hasta años) y no necesariamente surge después de una causa evidente. Por ejemplo, hay personas que llevan años con dolor en la zona lumbar sin haber sufrido un accidente. Esta incertidumbre genera en algunas personas estrés, ansiedad, depresión, mayor irritabilidad emocional lo cual hace que los nervios sean más sensibles y confunden aún más al cerebro sobre esta señal de alarma de peligro. Básicamente hacen que esta alarma de peligro se prenda con más facilidad y se apague con mayor dificultad.

¿Qué hacer si tengo dolor crónico?

Es de suma importancia entender que la causa del dolor no es sencilla de detectar. Tu alarma de peligro NO SIEMPRE es sinónimo de que hay un daño a nivel de tus tejidos. Aquí se suman tus experiencias personales, tu entorno, los niveles de estrés, sueño y hábitos nutricionales que tengas

Mientras más pasa el tiempo, puede aparecer el dolor crónico y si no se aborda con un tratamiento basado en un modelo biopsicosocial, se empieza a generar un ciclo vicioso difícil de romper en el paciente. El miedo a experimentar nuevamente esta sensación desagradable, causa que las personas se muevan menos, perjudicando aún más al cuerpo. A esto se le conoce como Kinesiofobia, miedo a sufrir dolor durante el movimiento.

¿Cómo prevenir el dolor crónico?

Tratamiento temprano: la terapia física temprana es de gran herramienta, ya que los fisioterapeutas acompañan la rehabilitación de los tejidos y reeducan al cuerpo a moverse de forma eficiente y a que el paciente vuelva a realizar sus actividades sin miedo.

Abordaje multidisciplinario: el dolor crónico sucede cuando descuidamos alguna esfera de nuestra salud integral. Si somos personas con niveles de estrés altos, nos movemos poco, tenemos hábitos nutricionales malos contribuyen a que las alarmas del cuerpo se vuelvan más sensibles y disminuyen de manera importante nuestra calidad de vida.

¿Cuál es nuestro secreto para ayudar a enfrentar el dolor agudo y crónico?

El secreto del abordaje fisioterapéutico en pacientes con dolor agudo y crónico que tenemos en Sõoth, reside en buscar un equilibrio en la dosificación del ejercicio, escuchar a la persona y transmitirle confianza al paciente para poder moverse nuevamente. Creemos firmemente que el cuerpo, a través del movimiento, puede alcanzar niveles óptimos de calidad de vida y estar libre de dolor crónico.Ahora es importante recordar que somos seres vivos, el dolor en cierta medida es parte de “estar vivos”. Por lo mismo no nos asustemos cuando nuestro cuerpo prenda la alarma de peligro, al contrario, conectemos y escuchemos las necesidades que pide nuestro cuerpo. A veces sólo se necesita un vaso con agua o hacer una breve rutina de estiramientos después de un día intenso de trabajo.Te dejamos una excelente imagen que describe qué hacer y qué no hacer en dolor crónico:

Conclusiones

¡Si tienes que lidiar con dolor crónico en tu vida diaria, no dudes en contactarnos cuanto antes! Si algún familiar tuyo o tú sufres de dolor agudo o crónico, da clic aquí y agenda una cita con uno de nuestros especialistas.


 Bibliografía:

  • Castañeda Hernandez, G. Perspectiva biopsicosocial del dolor. Ciencia. 2020; 71 (8): 8-15.
  • Del Bronco M, Lehman G, Cormack B et al. Pain Management Guidebook: Helping people to live well with persistent pain by developing strategies to manage the associated effects and distress. Disponible en:pain-management-guide-book-v1.02.pdf (wordpress.com). Accesado: 07/01/2021.