Cómo ayudan los probióticos a tu cuerpo

Por Mónica Rodríguez / @nutricion.energetica

Hoy les quiero hablar sobre los probióticos, pues aparte de ser un tema de nutrición de vanguardia, es un asunto que mis pacientes me preguntan mucho en relación a la pérdida de peso. Con este artículo espero aclarar la relación entre tu peso y los microorganismos que viven en tu intestino.

Los probióticos son microorganismos vivos (bacterias) que brindan beneficios para tu salud cuando los comes. Los puedes encontrar tanto en suplementos, como en alimentos fermentados y pueden mejorar tu salud digestiva, la salud de tu corazón y tus funciones inmunes.

Para que te des una idea, hay cientos de microorganismos diferentes en tu sistema digestivo, y la
mayoría son bacterias amigables que producen varios nutrientes importantes, incluidos la vitamina K y ciertas vitaminas B. También ayudan a descomponer la fibra que el cuerpo no puede digerir, e incluso hay varios estudios que sugieren que los probióticos ayudan a perder peso y grasa abdominal.

Existen dos familias principales de bacterias buenas en el intestino: bacteroidetes y firmicutes, y el peso
corporal parece estar relacionado con el equilibrio de estas dos familias de bacterias.

Hay estudios científicos que han encontrado que las personas con un peso normal tienen bacterias intestinales diferentes a las personas con sobrepeso u obesidad, y muchos de estos estudios sugieren que las bacterias intestinales pueden desempeñar un papel poderoso en la regulación del peso.

Los probióticos también combaten la obesidad de otras maneras:
1) Ayudan a liberar la hormona de la saciedad, y el aumentar los niveles de esta hormona, podría ayudar a quemar calorías y grasas.
2) Los probióticos aumentan los niveles de una proteína, que puede conducir a una disminución en el almacenamiento de grasa.

También hay evidencias de que la obesidad está relacionada con la inflamación en el cerebro. Al mejorar la salud intestinal, los probióticos pueden reducir la inflamación sistémica y protegerte contra la obesidad y otras enfermedades.

Mi recomendación es que los probióticos pueden ayudar a mantener un equilibrio en la microbiota intestinal, y esto te ayuda a sentirte mejor, pues tendrás una digestión más regular, niveles de inflamación más bajos, y en consecuencia, te sentirás con mayor energía, ganas de cuidarte, hacer ejercicio y comer bien.

Acuérdate que no hay pastilla, ni fórmulas mágicas para bajar de peso, se necesita de mucho amor, paciencia, constancia, nutrición balanceada y actitudes positivas para crear un impacto real en el metabolismo y en la vida.

Te invito a incorporar en tu dieta alimentos altos en probióticos como: kéfir, kombucha, sauerkraut o chucrut y alimentos naturales y nutritivos, pero sobre todo trátate con amor y respeto todos los días.

Monica es nutrióloga integral y fundadora de Nutrición Energética. Se especializa en ayudar a las personas a tener una relación más amorosa con su cuerpo y la comida. Tiene dos Maestrías en Educación de Nutrición y Nutrición Holística por la Universidad de Columbia en Nueva York. Ha trabajado con pacientes de todo el mundo e impartido cursos en línea a nivel global. Síguela en monicarodriguez.mx y en Instagram como @nutricion.energetica