Ama tu peso

Por Mónica Hefferan/ @nutricion.energetica 

El día de hoy decidí compartirles este artículo porque la manera en la que hemos aprendido a obtener resultados es a base de mucho esfuerzo, mucho trabajo, mucha voluntad y energía. La sociedad nos ha enseñado que solo las personas que sufren y se sacrifican van a llegar lejos. Yo viví bajo este paradigma la mayor parte de mi vida, hasta que me di cuenta que esto no tiene por qué ser así.

Muchos años gasté mi energía en rutinas de ejercicio extremas y dietas rigurosas que me agotaban física, mental y sobre todo espiritualmente. Hay que despertar y darnos cuenta que desde chicos nos han enseñado que somos valiosos y atractivos si tenemos un cuerpo bonito y estético.

¡ES TIEMPO DE CAMBIAR ESTA PERSPECTIVA!

Es hora de que empieces a apreciarte por dentro y darte cuenta de la belleza de tu alma. En lugar de fijarte en esos kilos extra, fíjate y concéntrate en lo que SÍ TE GUSTA de ti misma. De esta manera verás que alcanzar tus objetivos estéticos será mucho más fácil.

En vez de esperar a verte de cierta manera para sentirte feliz, empieza a sentirte feliz ahorita y tu mundo externo va a reflejar ese estado interno. Primero alinea tu energía y luego actúa. Primero siéntete como te quieres sentir y luego actúa. ¿Te das cuenta de la diferencia? En vez de depender de algo externo para sentirte como quieres, puedes determinar escoger TU estado interno.

Una vez que puedas sentirte FELIZ HOY, así como estás, entonces podrás realizar acciones que reflejen esa paz interna, y que te ayuden a bajar y mantener tu peso. Estas son algunas cosas que te recomiendo para agilizar el proceso:

  • Trata de comprar frutas y verduras orgánicas lo más seguido posible.
  • Aumenta tu cantidad de agua purificada y trata de tomar 2 litros todos los días.
  • Empieza tu día con una taza de agua tibia con el jugo de medio limón.
  • Tómate un jugo verde al día.
  • Trata de incorporar hojas verdes en tu comida.
  • Trata de enfocarte en consumir alimentos naturales y enteros.
  • Escoge una rutina de ejercicio que disfrutes y sé CONSTANTE.

Recuerda que antes de poner estas acciones en práctica tienes que trabajar en tu estado emocional. Después empieza a implementar las sugerencias anteriores y verás que tanto tu cuerpo como tu mente se empezarán a armonizar y tu peso ideal estará más cerca de lo que te imaginas.

Noticias Relacionadas